Contacto

91 816 80 57 - Quijorna St25

91 070 22 22 - Madrid St25

91 073 80 87 - Getafe St25

91 935 20 04 - Móstoles St25

91 085 64 62 - Fuenlabrada St25

640 34 60 26 - Ibiza St25


info@studioveinticinco.com

Síguenos en Instagram

© Copyright 2022 Studio25. Todos los derechos reservados

Lavado inverso: el tratamiento de pelo que potencia la melena

Lavado inverso: el tratamiento de pelo que potencia la melena

Como ya sabemos, las modas respecto al pelo cambian constantemente. Muchas veces sucede que se ponen de moda protocolos que parecen de lo más novedosos, pero llevan tiempo funcionando en silencio, sobre todo por los profesionales y lo que les aconsejamos a nuestras clientas. 

Uno de los más escuchados últimamente que se ha puesto tan de moda es el famoso ‘lavado inverso’, esto quiere decir que hay que aplicar los productos al revés para que tengan mayor efectividad. 

Realmente es un tipo de ritual que venimos haciendo desde hace mucho y ahora tiene un nombre, antes de todo esto se llamaba tratamiento pre-lavado. Así que vamos a darte las claves de cómo hacerlo y por qué tienes que hacerlo exactamente como te contamos para que sea nutritivo y se te quede melenón. 

1- Aplicar una mascarilla nutritiva durante varias horas

O incluso toda la noche, la idea es que apliquemos nuestra mascarilla nutritiva intensa de medios a puntas con el pelo seco y nos hagamos una trenza suelta o un moño bajo y cómo que nos permita movernos con naturalidad y poder dormir. Podemos añadir también unas gotitas de sérum en aceite para potenciar la suavidad, la protección y el brillo. 

2- Lavar con normalidad

A la mañana siguiente o, si no has querido dejar la mezcla toda la noche y simplemente ha sido una o dos horas mientras trabajabas o hacías las tareas de la casa, solamente hay que retirar el producto lavando con un champú nutritivo con normalidad. Es un buen paso, ya que estamos con el ritual absoluto de la melena, para usar un exfoliante capilar suave que nos limpie en profundidad el cuero cabelludo. 

3- Reacondicionar

Este paso se llama así pero es aquí donde reforzaremos esta nutrición (que no hidratación porque el pelo no necesita ser hidratado como la piel, el más, el cabello es hidrofóbico, cuando está poroso porque su estructura está dañada o modificada por tintes y decoloraciones). Un vez lavado con champú, volveremos a aplicar mascarilla o acondicionador, depende de lo dañado y seco que se encuentre el cabello para dotarlo de un extra de suavidad y protegerlo aún más de todas las agresiones externas. Te recomendamos que, ya que has usado la mascarilla nutritiva para el tratamiento pre-lavado, ahora uses la mascarilla protectora, porque hará una barrera de protección contra el calor, las herramientas térmicas y el propio medio ambiente. 

4- Un sérum para terminar

Aunque parezca repetitivo, no lo es. Un sérum en aceite en su justa cantidad (basta con 1-2 pulsaciones) y es perfecto para rematar el lavado inverso. Realmente lo hemos puesto como refuerzo de nutrición junto a la primera mascarilla, pero ahora su función va a tener otro poder: abrillantar y aportar suavidad. La cantidad justa de aceite no hará que la melena se vea grasienta pero sí muy brillante y saludable. Sirve además para cerrar las cutículas y hacer que el peinado sea mucho más manejable y fácil. El aspecto cuando el pelo esté seco será de melena sana y perfecta. Porque imitará el efecto que de los aceites naturalmente presentes en el pelo vírgen cuando no ha sufrido ningún tipo de modificación en su estructura, ni se ha sometido a ningún tinte ni a ninguna decoloración. 

Este es el ritual completo que puede hacerse una vez a la semana o un par de ellas si tenemos la melena muy estropeada. Pero lo mejor es ir a una peluquería profesional a que el peluquero evalúe el estado de la melena y, si es necesario, la sanee y aplique el tratamiento más oportuno que mejor le venga.